5 consejos que te ayudarán a ahorrar y viajar más

A menudo me preguntan, ¿cómo viajas tanto? La realidad es que comencé a viajar aun cuando era estudiante universitario y cuando los ingresos no eran los mejores; parece algo muy difícil, pero nunca he sido apegado a las cosas materiales y eso ha sido una gran ventaja en mi vida que me ha permitido viajar. Muchas personas ven imposible la posibilidad de viajar en más de una ocasión al año e, incluso, en periodos más largos. Es cierto que las circunstancias económicas de todos no son las mismas y que muchas personas tienen ante ellas situaciones que complican los deseos de viajar. Sin embargo, existen ciertas acciones que te pueden ayudar a ahorrar y dar ese viaje soñado o poder viajar más a menudo.

Con las herramientas correctas

Es posible viajar más…


5 consejos para ahorrar y viajar más

Minimiza los gastos alegres

Como mencioné, soy una persona que no gasta mucho dinero en ropa, zapatos, prendas, autos y tampoco colecciono nada material. Esto ha sido la mayor ventaja en mi vida a la hora de viajar. Por lo general, cuando veo algo que me gusta antes de apresurarme a comprar lo miro y pienso ¿realmente lo necesito? La respuesta a esta pregunta me ha ayudado a desarrollar un juicio sobre las compras. No se trata de no darse gustos, me los doy, pero cuantifico esos gustos y siempre pienso cuánto ese gusto representa del presupuesto del próximo viaje soñado. Esto no solamente me ayuda a controlar los impulsos, también me sirve como motivación para organizar mi próximo viaje.


Come en casa cuando puedas

Debo reconocer que viajar y comer son mis dos adicciones. Soy amante de la gastronomía creativa. Sin embargo, tengo claro que comer en casa por lo general representa hasta un 40% de ahorro versus salir a comer fuera. Esto es un dato muy significadito para jurisdicciones como Puerto Rico y los Estados Unidos donde el costo de los restaurantes y servicios suelen ser elevados. Un ejercicio que puedes poner en práctica es llevar comida de tu hogar a tu trabajo 4 días a la semana (si trabajas 5), ese dinero que ahorres los puedes ir depositando en una alcancía para viajes. También puedes reducir las salidas a restaurantes a la mitad. Un restaurante que ahorres en el lugar donde vives es un restaurante que puedes añadir en tu viaje.


Actividades y Ecoturismo gratis

Es cierto que divertirse o salir a cosas tan simples como ir al cine o a un concierto pueden ser actividades que resulten sumamente costosas para el bolsillo y más cuando se tiene una familia numerosa. Sin embargo, existen muchísimas opciones de diversión y entretenimiento gratuitas o muy económicas que puedes hacer, pasándola bien sin gastar una fortuna. Por ejemplo, visitar un rio, una reserva natural, un pasadía en la playa, visitar las maravillas naturales de tu país son actividades que por lo general se pueden hacer sin gastar mucho dinero. Si vas en grupo haz un “serrucho” y que todos aporten para gasolina y comida. Estas pequeñas acciones acumuladas durante un año pueden representar un ahorro sustancial que podrías utilizar para viajar.


¿Qué estás pagando y no estás utilizando?

Muchas veces le decimos que sí a cosas que pensamos que vamos a utilizar y realmente no utilizamos. Por ejemplo, evalúa tus planes de internet y telefonía, ¿realmente estas utilizando todo por lo que estás pagando? ¿Existe un plan más económico que puedo utilizar sin que me afecte? Si la respuesta es sí, deberías considerar un cambio en tus planes. Si logras un ahorro de $25 dólares mensuales en tu factura de teléfono e internet esto serán $300 dólares al año, lo que representaría la mitad del presupuesto para pasar una semana en Colombia mochileado.


¿Eso que quieres lo puedes conseguir en tu destino?

Algo que siempre me ha ayudado a mantener la motivación para ahorrar y viajar es que siempre pienso que en los destinos a los que viajo puedo conseguir y comprar cosas diferentes. Esto aplica a la ropa, zapatos y artículos para el hogar. Aunque esto no representa un ahorro inmediato, sí es una motivación que te mantiene enfocado para que puedas seguir viajando y ahorres. Por ejemplo, esos zapatos que quieres, ¿puedes conseguir unos similares o más lindos al destino que vas a visitar? Si la respuesta es sí, entonces guarda ese dinero y ponlo en el pote del viaje.


Propónte ahorrar

Acciones sencillas te pueden ayudar…

Todos tenemos diferentes prioridades en la vida y cada cual decide cómo invierte su dinero, pero si eres alguien que suenas con viajar y tienes un presupuesto limitado de seguro estas pequeñas acciones que me han ayudado a mi a explorar el mundo, también te ayudarán a ti.