Banff y Vancouver: Dos tesoros turísticos de Canadá

Este país es el segundo más grande del mundo luego de Rusia. Al ser uno extenso no representa necesariamente que sea hermoso o rico en paisajes; no obstante, este no es el caso de Canadá, un país con una variedad de opciones, actividades y lugares que harán que cualquier turista quede enamorado. Para sorpresa de muchos, es uno de los lugares menos explorados por los turistas si se compara con otros como Francia, España o su vecino del sur, los Estados Unidos de América.

El oeste de Canadá…

Un paraíso incmparable


¿Visas?

Los ciudadanos estadounidenses no necesitan visas para entrar a Canadá. Sí necesitan un pasaporte válido por un periodo de más de 6 meses de vigencia. Una vez entren, podrán estar por un periodo de hasta no más de 6 meses.


¿Cómo recorrerlo?

Rutas de llegada

Al ser tan grande es muy recomendable que, si no tienes tiempo suficiente, recorras las bellezas de Canadá en diferentes viajes. Llegar es muy fácil desde casi cualquier parte. La mayoría de las aerolíneas principales tienen conexiones directas a las grandes ciudades como Toronto, Ottawa, Montreal y Vancouver.

Si vives en los Estados Unidos de América puedes conseguir ofertas de vuelos a Canadá desde los $100 ida/vuelta e, incluso, desde los $140 ida/vuelta desde lugares tan distantes como la Florida. Si vives en el Caribe, México o Puerto Rico puedes llegar a Canadá desde los $200 a $300 ida/vuelta.

Una vez en Canadá debes tomar en consideración las distancias que deseas hacer. Alquilar un auto te dará mucha flexibilidad si tu recorrido no son distancias largas. El sistema de transporte colectivo es extremadamente eficiente, tanto los buses como los trenes son buenas opciones para conectar tus rutas. Si solo estarás en una ciudad puedes utilizar taxis, metro, uber, caminar o uno de los métodos de transportes más famosos para los canadienses: la bicicleta. Si tu viaje incluye zonas distantes lo mejor es volar entre ellas para que ahorres tiempo. Los vuelos internos en las ciudades de Canadá pueden alcanzar los $50 a $300 americanos ida/vuelta.


Banff y la Canadá salvaje

Alberta

Es una provincia naturalmente hermosa…

Las montañas Rocosas y el oste de Canadá es nuestra región favorita. No solo por su belleza natural, sino también por su ofrecimiento de aventuras y opciones gastronómicas que hacen de esta ruta una para querer regresar.


¿A dónde llegar?

La manera más fácil de comenzar esta ruta es desde una de dos grandes ciudades: Calgary en Alberta o Vancouver en British Columbia. Ambas ciudades cuentan con aeropuertos bien conectados a los que son fácil de llegar. Si el boleto desde tu lugar de residencia es costoso, intenta dividir la ruta en dos, volar desde tu residencia a una de las grandes ciudades de los Estados Unidos y desde ahí conectar a Canadá. Otra opción es llegar por tierra desde Seattle, Estados Unidos.


¿Qué ruta hacer?

Calgary-Canmore-Banff

Todo depende cuál sea tu punto de llegada y salida o si deseas hacer una ruta redonda, aunque recomendamos que sea Calgary o Vancouver. Si llegas a Calgary te recomendamos pasar 1 a 2 días en la ciudad y explorarla. Aquí puedes rentar un auto y dirigirte a Banff. Allí no puedes dejar de visitar los famosos Lake Moraine, Lake Louise, Johnston Canyon y subir al teleférico con vista a las montañas y a la ciudad. Si quieres ahorrar en hospedaje puedes considerar quedarte en Canmore, a uno pocos minutos de Banff y con precios más accesibles. No olvides tomar la ruta de Minnewanka Loop y si eres aventurero y quieres ver una de las vistas más impresionantes que verás en tu vida haz una excursión hacia el Mount Assiniboine, quedarás sin aliento.


Yoho National Park

Si tienes tiempo, dedícale 1 o 2 días para visitar Yoho National Park. Aunque este no es tan famoso como Bannf o Jasper, si eres amante de la naturaleza no deja de ser una experiencia que vale la pena. En Yoho puedes visitar el famoso Emerald Lake (hermosísimo), el Natural Bridge, el Lago O’Hara y sus impresionantes cascadas.


Jasper National Park y Icefields Parkway

La ruta escénica que conecta a los parques nacionales de Banff y Jasper es una atracción en sí misma. Conocida como Icefields Parkway este camino está lleno de maravillas naturales que podrás ir explorando mientras conduzcas en dirección a Jasper. Te recomendamos estas paradas: Peyto Lake, Glaciar Crowfoot, el Hector Lake, el Herbert Lake, Mistaya Canyon, Wheeping Wall Viewpoint, el Wilcox Pass Trail, el Parker Ridge Trail y las famosas cascadas de Athabasca y Sunwapta. Ya una vez en Jasper hay mucho más por ver. Jasper es un parque nacional que merece días para ser explorado. Si vas a gastar varios días aquí te recomendamos comprar el pase anual en vez del pase diario, así ahorrarás dinero. Si quieres ver osos, te recomendamos visitar el Medicine Lake y el Maligne Lake, sus dos lagos más famosos y fotografiados. Sin embargo, paradas que no puedes pasar por alto: Maligne Canyon y el Pyramid Lake.


Jasper a Vancouver

Esta es la ruta más larga y para la que debes ir preparado; sin embargo, el camino está lleno de vistas impresionantes y pueblos pequeños que transmiten las vibras del oeste-pacífico canadiense. Aunque puedes hacer la ruta en un día si decides no parar, la misma será una que te provocará cansancio. Te recomendamos tomar de 2 a 4 días para que la hagas con calma y puedas disfrutar el trayecto. Saliendo de Jasper, una de las primeras paradas es el Mount Robson y las famosas Helmcken Falls y Moul Falls en Wells Gray Provincial Park. Una ciudad que puedes utilizar como parada de descanso en tu ruta es Kamloops. Desde aquí puedes partir hace Whistler o directamente a Vancouver. Si vas con calma te recomendamos explorar: Joffre Lakes, Nairn Falls y Rainbow park justo antes de llegar a Whistler. Una vez en Whistler podrás visitar el Cloudraker Skybridge y Brandywine Falls. Ya estás listo para llegar a Vancouver.


Vancouver

A nuestro juicio es la ciudad más hermosa de Canadá junto a Victoria si tomamos en cuenta la integración de la naturaleza con lo urbano. Vancouver ha estado catalogada en los últimos años como una de las mejores ciudades del mundo para vivir. Un dato interesante es que la influencia asiática en la ciudad es tanta que su gastronomía oriental es una de las mejores en el continente americano. Sede de los Juegos Olímpicos de invierno en 2010, la ciudad conserva importantes museos y una gran variedad de ofrecimiento de actividades como muy pocas otras ciudades en Canadá. Aquí te recomendamos utilizar el transporte colectivo que rentar un auto. Es muy fácil moverte de un punto a otro y ahorrarás dinero en estacionamientos. Luegares que debes visitar: Capilano Suspension Bridge Park, alquila una bicicleta y recorrel el Stanley Park, Gastown, Museo de Antropología, escala el famoso Grouse Grind, visita su famoso Chinatown y sal a ver ballenas.


Canadá

Es uno de los países más hermosos del Mundo

Desde Vancouver puedes dar un brinco a Victoria o explorar la ruta de los viñedos al sur. Tienes opciones casi ilimitadas para combinar en tu ruta. El oeste de Canadá es, sin duda alguna, una de las regiones más hermosas del mundo que debe ser visitada.