8 Cosas que Todo Mochiler@ Boricua debe Hacer Antes de Salir de Puerto Rico (Todas con Poco Presupuesto)

1. Caminar Viejo San Juan: La ciudad vieja de San Juan es probablemente una de las más hermosas de arquitectura colonial de todo el continente americano. Perderse en sus calles es una experiencia llena de historia y rastros europeos. Sus fuertes son los mejores conservados de todo América. Llena de edificios históricos de acceso completamente gratuito. Con espectaculares spots para tomar fotos. Puedes llegar en bicicleta, auto o caminando. No dejes de visitar la histórica zona de la Perla.

2. Recorre la Ruta Panorámica. Esta es una de las rutas más hermosas de todas las islas del Caribe. Aunque muchas otras cuentan con encantos en sus áreas montañosas, muy pocas cuentan con carreteras que te permitan recorrer semejantes paisajes y vistas de una manera cómoda. La ruta no solo está llena de vistas espectaculares y naturaleza, sino que también encontrarás decenas de negocios y restaurantes locales a precios sumamente económicos y con gastronomía exquisita.

3. Haz un recorrido de nuestras playas. Muchas de las mejores playas del Mundo no son económicas para llegar. Por ejemplo, paraísos como Maldivas y Bora Bora son solo accesibles a turistas con presupuestos no limitados. Sin embargo, en Puerto Rico, donde tenemos playas entre las mejores del Mundo, es sumamente económico visitarlas. No dejes de ir a Flamenco y Zoni Beach en Culebra, Playa Caracas y Chicas en Vieques, Seven Seas en Fajardo, El Balneario de Luquillo, Isla Verde, Vacia Talega en Loíza, Ocean Park y Condado, Cerro Gordo, Puerto Nuevo en Vega Baja, Los Tubos, Mar Chiquita y la Poza de las Mujeres en Manatí, Islote y la Poza del Obispo en Arecibo, Sardineras en Hatillo, Guajataca en Quebradillas, Jobos en Isabela, Survival y Crash Boat en Aguadilla, Córcega en Rincón, el Balneario de Añasco en Añasco, Boquerón, Playa Sucia y Combate en Cabo Rojo, los Cayos en la Parguera, Playa Santa en Guánica, entre otras.

4. Visita los ríos y cascadas de Puerto Rico. Puerto Rico cuenta con cuerpos de agua dulce en excelente estado, contrario a otros países donde es imposible meterse en ellos por la contaminación. Desde cascadas con vistas espectaculares del Yunque y la costa, hasta ríos con amplios charcos para nadar y pasar días familiares. La inmensa mayoría del acceso a estas maravillas naturales es gratuito. Si te planificas puedes hacer un picnic y tener una experiencia única.

5. Recorrer las calles de Santurce llenas de arte urbano. Una nueva tendencia en el turismo mundial es perpetuar en fotos la belleza del arte urbano de las ciudades. El barrio de Santurce en San Juan está reconocido entre los barrios de América con mejor arte urbano en sus calles. Saca un día toma tu mochila y recórrelo comenzando desde la Calle Cerra. En el recorrido encontraras un sinnúmero de cafés y negocios locales con excelente oferta gastronómica y ambiente.

6. Visita los Museos. Contrario a otras grandes ciudades donde tienes que comprar los boletos de entrada con muchos meses de anticipación, en Puerto Rico es muy fácil y económico acceder a los museos. Saca varios días para recorrerlos, muchos se encuentran concentrados en ciudades como San Juan y Ponce. Estos espacios están llenos de tesoros históricos que te harán volver a recordar cuan orgullosos debemos sentirnos de nuestra cultura.

7. Haz una ruta de “food trucks”. La comida callejera como popularmente se le conoce es una de las mayores atracciones para los mochileros y turistas alrededor del Mundo. No solo por su precio económico, sino porque te ofrecen opciones reales de la gastronómica autentica local. En Puerto Rico contamos con gran variedad de negocios estilo “food trucks” que deleitan nuestro paladar. Planifica una ruta costera y divide la isla por secciones. Con 7-10 secciones la podrás completar y podrás añadir a tu lista una experiencia gastronómica inolvidable.

8. Recorre haciendas cafetaleras y cafés locales. El café puertorriqueño es uno de calidad. Probablemente entre los mejores del Mundo. Cada municipio cuenta con cafés y cafetines que ofrecen una experiencia única y muchos de ellos a excelentes precios. En los pueblos de la montaña puedes combinar esta experiencia visitando las haciendas y fincas cafetaleras que te ofrecerán un recorrido por el proceso de producción. No solo aprenderás, sino que probarás el mejor café que hayas probado.